Fedesoft plan sector tecnológico

El plan de Fedesoft para que el sector tecnológico siga creciendo

El sector tecnológico tuvo en 2020 una gran oportunidad de seguir creciendo por la digitalización de las empresas, pero mantener ese fortalecimiento requiere de continuar con los esfuerzos para la transformación de todas las industrias.

Ximena Duque, presidenta de la Federación Colombiana de la Industria del Software y Tecnologías Informáticas (Fedesoft) habló de los planes y resultados que ha tenido la industria y lo que se está haciendo para cerrar la brecha de talentos.

¿Cómo le fue al sector el año pasado?

Las cifras que tenemos proyectadas aún no son las oficiales, pero se sigue viendo el crecimiento de los últimos años. En el cierre de 2020, son 28,9 billones de pesos, con un crecimiento de 7,3% frente al 2019, nosotros veníamos creciendo con una tasa del 16% ponderado anualmente en los últimos cinco años y a pesar de la coyuntura y el decrecimiento que tuvo el país en el PIB, este sector sigue creciendo y se sigue posicionando gracias a la digitalización y la coyuntura por la pandemia, pues obligo a que sectores que no lo habían pesando asumieran el reto y empezaran a ver el mundo digital como una gran opción.

Además las empresas que ya estaban digitalizadas o en camino tuvieron que acelerarlo para poder seguir produciendo y entregando sus productos y servicios.

¿Cómo va la generación de empleos?

Empezamos a mapear cómo se está comportando todo sector y si bien sabemos que existe una brecha y un desempleo casi estructural vimos que a medida de que el desempleo del país caía en casi un 25% el año pasado, la disminución del sector era del 5% y estuvo enfocada en cargos administrativos pero no perfiles de desarrollo que siguen siendo altamente demandados.

En la brecha las cifras que tenemos está en unos 70.000 talentos que se requieren. En 2021, estamos haciendo una actualización de estos números, pero creemos que esa cifra se mantiene.

La pandemia ha hecho que el porcentaje de interacciones se acelere en casi 3 años y la oferta de productos y servicios en casi 7 años.

Vemos que ese impulso que se ha dado a lo digital debe mantenerse desde la Federación y los diferentes actores para que se siga fortaleciendo la digitalización hecha por las empresas, creemos además que los empresarios que apostaron por esto seguirán en este camino.

Ximena Duque
Ximena Duque, Presidenta de Fedesoft

¿Cómo se puede mantener ese esfuerzo en el marco de la realidad híbrida?

Lo que nosotros percibimos es que la digitalización en las empresas se queda, el modelo híbrido es al que las empresas le van a apostar, hay un llamado a la reactivación económica, pero también al autocuidado y a la responsabilidad con el virus que han dado cabida a este modelo.

Los sistemas virtuales se mantendrán y se complementarán y los empresarios no van a disminuir ni las medidas ni las inversiones que ya han hecho, porque han disfrutado de las ventajas que les ha dado la misma virtualización, simplemente lo que pasará es que se va a complementar y se utilizará de igual manera la interacción digital para ser igual de eficientes en el caso del trabajo remoto o en el contagio.

Aún creo que la tecnología sigue con la importancia que ha tomado por la misma reactivación económica, pues la manera en que se construye el retorno tiene que ver con la misma tecnología y por la industria de software nacional pues tiene todo que ver con el retorno seguro y escalonado.

¿Qué se ha hecho con el cierre de la brecha con la pandemia?

El año pasado nosotros creemos que la brecha de talentos estuvo en cerca de 150.000 talentos TI en nuestro sector, la digitalización también aceleró la necesidad de desarrolladores y personas con este perfil tecnológico en más sectores.

Nosotros trabajamos en distintos frentes, en cantidad son más o menos 70.000 talentos los que se requieren, la otra es en calidad, lo que estamos trabajando es de la mano del Gobierno para crear con iniciativas como misión TIC, la creación de puestos de trabajo con habilidades TI y que tiene una meta de 100.000 personas a finales del 2022.

Las personas no habían visto a la tecnología como una opción de carrera y lo que estamos es mostrarle a los muchachos que hace un desarrollador para que se inspiren y vean la importancia del rol que van a desempeñar en medio de la transformación social que se está dando. Por eso también la brecha de la calidad la trabajamos con las universidades, estamos siempre muy de la mano con la Red de Programas de Ingeniería de Sistemas y Afines (Redis), para que estos currículos nuevos respondan a las necesidades del sector.

Por el lado de la brecha de la pertinencia estamos impulsando la formación con cursos cortos y nosotros tenemos incluso una oferta que incluye un semillero profesional para que durante cuatro semanas las personas elegidas por los empresarios puedan formarse rápidamente en habilidades que se necesitan y así ese nuevo talento este impactando directamente en la productividad de las empresas.

El cierre de la brecha es una mezcla que además integra otros programas e impulsos para ser efectivos y así ser exitosos en la respuesta que estamos dando a la problemática.

PORTAFOLIO

4 tendencias transformación digital

Cuatro tendencias mundiales de transformación digital

Después de la pandemia, tanto gerentes como colaboradores han entendido la necesidad de impulsar y adoptar nuevas formas de trabajo de la mano de la tecnología, con el objetivo de aumentar su competitividad y así luchar por no desaparecer.

Según Santiago Pinzón, vicepresidente de Transformación Digital de la Andi, «actualmente 6 de cada 10 empresas tienen una estrategia de transformación digital, lo que evidencia el camino recorrido por el sector empresarial. Hace cuatro años el porcentaje estaba en 25%».

Y es que la transformación digital permite a las empresas optimizar sus procesos,
expandir o mejorar sus canales y crear modelos que permitan encontrar nuevos
mercados.

Por eso, la empresa de tecnología Sensedia explicó cuatro tendencias digitales que se deben tener en cuenta.

Open health

La transformación digital del negocio de la sanidad suele comenzar con la tarea de optimizar las actividades repetitivas y reducir los procesos costosos.

«Las mejores empresas sanitarias están respondiendo a esta disrupción con iniciativas digitales y de innovación que además abren paso a nuevos modelos de negocio con soluciones a los desafíos de la demanda. Monitorización remota del paciente, gestión de enfermedades crónicas y las consultas virtuales bajo demanda, son algunos de los ejemplos más destacados en un sector cada vez más dinámico», señala Sensedia.

Así, se logran racionalizar trámites, facilitar procesos para ciudadanos y prestadores del servicio de salud, así como ahorrar cuantiosos recursos para el sector.

Open banking

Sensedia explica que «el open banking traerá consigo la creación de nuevos negocios financieros y ecosistemas digitales a través de APIs».

Agrega que este concepto, que se adapta a la regulación financiera de cada país, se basa en un marco general que propone: reglas simplificadas para que nuevas empresas con tecnología puedan participar del sistema financiero del país ofreciendo nuevos productos y agregando valor al mercado; regulación que permita gestionar la integración entre entidades con responsabilidades compartidas y compliance al sistema financiero; regulación para la protección de los datos personales y tecnología para gestionar las integraciones con seguridad, monitoreo, trazabilidad y gobierno de servicios: API.

Las API (Application Programming Interface) son herramientas que logran la integración de aplicaciones, dispositivos y ecosistemas de negocio, de una forma ágil y escalable, con la posibilidad de aplicar mecanismos de seguridad y monitoreo.

Open Insurance

El Open insurance trae consigo un conjunto de normas y acciones destinadas a garantizar una mayor apertura en el mercado de los seguros. Este concepto, asegura Sensedia, trata de promover la seguridad de los datos, de generar una mayor oferta de productos a precios más bajos y, sobre todo, de abrir más espacio para nuevas iniciativas de innovación.

«Un entorno más amigable para los nuevos modelos de negocio traerá cada
vez más y mejores iniciativas de parte de todos sus actores (aseguradores, startups,
financieras), incentivando la competencia entre ellos y generando un mercado cada vez
más justo y dinámico».

Esto a su vez creará una mayor transparencia en las ofertas de productos y servicios, siempre centrados en satisfacer mejor las necesidades de cada cliente.

«El uso de APIs en las aseguradoras es clave en este tipo de estrategia digital ya que garantizan la estandarización abierta en todo el proceso con el usuario así como la generación de nuevos ecosistemas que le aporten valor a los clientes finales», agrega la empresa de tecnología.

Omnicanalidad

Según Sensedia, el sector retail ha sido unos de los que más ha tenido que ver con
transformación digital en época de pandemia, pues se ha convertido en su manera de subsistir a la crisis económica.

Así, uno de los mayores retos es mejorar la experiencia del cliente a través de la digitalización, y para esto existen tres escenarios que debe tener en cuenta este mercado en su estrategia: la modernización de la arquitectura, la integración de canales digitales; y la innovación y nuevos modelos de negocios.

Tecnología y Big Data, la apuesta de Medellín contra la pandemia

El coronavirus plantea un reto de información «muy potente» que llevó al alcalde de Medellín, Daniel Quintero, a apostar por la tecnología y el Big Data para contener la propagación del virus en esta ciudad colombiana enfocada en la innovación.

Entendimos que la información hoy es poder, que los datos son poder, y que salvan vidas», afirmó Quintero.

«Tenemos una buena curva epidemiológica» dice. Según el último informe del Instituto Nacional de Salud, Medellín, la segunda ciudad de Colombia, registra 310 casos confirmados de COVID-19, una letalidad del 0,97 % con solo 3 muertes y una tasa de recuperación del 30,32 %.

Además, solo el 3,76 % de los contagiados ha necesitado atención en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Para Quintero, Medellín quizá fue «la primera ciudad de más de 2 millones de habitantes en América Latina en empezar a prepararse para la llegada del coronavirus» con sistemas tecnológicos y de analítica de datos.
Sistema de registro masivo

En la primera fase de la cuarentena, en la que entró el país el 25 de marzo, Medellín se dio a la tarea de «empadronar» a la ciudadanía utilizando tecnología.

«Creamos un sistema masivo de registro donde los ciudadanos entregaron sus datos más valiosos y los de su familia, pero además sus comorbilidades», detalló el alcalde.

Con esa información georreferenciada y un proceso de analítica, ante cada nuevo caso han realizado un «cerco inteligente» no solo de la persona contagiada, sino sobre cinco círculos alrededor del paciente.

«En Medellín, a diferencia de otras ciudades en Colombia y de América Latina, hemos logrado que el número de casos con origen desconocido sea muy bajo. Con tecnología e información hacemos cercos epidemiológicos muy fuertes que nos permiten predecir en qué barrios de la ciudad tenemos que ir a hacer pruebas masivas», explicó.

Al recabar grandes cantidades de datos a través de la plataforma «Medellín Me Cuida», que según Quintero tiene a 2 millones de personas inscritas y reportando su estado de salud, han logrado encontrar los casos antes de que las personas manifiesten abiertamente que están enfermas. «Es, sin duda, una de las herramientas más poderosas para mantener esas cifras bajas», apostilló.
Arma contra el hambre

Tener «empadronada» a la ciudadanía para conocer sus condiciones de vida y características del núcleo familiar también ha facilitado la entrega de ayudas a los más vulnerables, según explicó Quintero, quien asegura incluso conocer quiénes han perdido su empleo por causa de la cuarentena.

«Cientos de miles de mercados se entregaron en toda la ciudad, incluidas las zonas más periféricas, utilizando siempre tecnología», comentó.

La ciudad también apeló a la solidaridad con una donatón -en la que participaron personalidades como J Balvin, Maluma, Juanes y Rigoberto Urán- que recaudó más de 13.000 millones de pesos (unos 3,2 millones de dólares) y 100.435 paquetes alimentarios.
Respiradores para pacientes

Otro ejemplo de los avances del «Valle del software», como Quintero denomina a Medellín, es el proyecto «Innspiramed» de desarrollo y fabricación de respiradores para pacientes con coronavirus.

Con la guía del centro de innovación, ciencia y tecnología Ruta N, Industrias Médicas Sampedro, la Universidad de Antioquia, y la Universidad EIA, fueron desarrollados tres prototipos que en los próximos días empezarán a ser fabricados por la empresa Haceb, que produce neveras y lavadoras, así como Auteco Mobility, del sector de motocicletas.

«Vamos a estar produciendo 1.500 ventiladores, lo que no solo nos garantiza la autosuficiencia para la ciudad, sino que ya tenemos líneas de producción adicionales para empezar a ayudar a otras regiones del país, incluso de todo América Latina», aseguró.

Además de señalar que Medellín robusteció el sistema de salud, y busca llegar a 1.000 camas de UCI, Quintero reveló que desde Ecuador «nos han estado buscando, lo mismo en Perú», por los respiradores que superaron las pruebas preclínicas.
Apertura segura

La estrategia continuará con la «apertura segura» de algunos sectores de la economía, utilizando para ello una base de datos que tiene a 800.000 familias y a más de 25.000 empresas que a su vez cuentan con 300.000 empleados registrados en una plataforma, ya autorizados para trabajar.

Para el transporte público, que cuenta con metro, tranvía, metrocable y autobuses eléctricos, además de tomar la temperatura a usuarios, miembros de la Policía utilizarán 1.000 dispositivos que permiten saber en tiempo real si la persona está autorizada o no para movilizarse.

«Este sistema lo han utilizado países desarrollados como Corea del Sur y China, y evita que personas que estén contagiadas ingresen», detalló.

El alcalde adelantó que Medellín hará de manera virtual a mediados de año su tradicional Feria de las Flores, conocida por el vistoso Desfile de Silleteros, y apelará a «creatividad e innovación» para evitar aglomeraciones y preservar la integridad de los campesinos que cargan los arreglos florales en su espalda.

Según Quintero, esta pandemia es un momento de unirse «para producir conocimiento desde nuestros propios países, incluso América Latina tiene que empezar a ser autosuficiente en tecnología, en temas de salud, en temas de alimentación».

¿Por qué les cuesta tanto a las empresas dar un salto a la transformación digital?

La cultura organizacional y en la gran mayoría de veces, la falta de un presupuesto, son algunas de las barreras de la transformación digital empresarial. Así lo señala un estudio que hizo la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, entre más de 400 empresas del país para saber cómo avanzan en la adopción de nuevas tecnologías que puedan aumentar su productividad.

El 74% de las compañías consultadas habla de la falta de cultura como la principal barrera y desafío para lograr una transformación digital exitosa.

(Lea: Las tendencias que impulsarán la transformación digital empresarial). 

Otro 61,6 % menciona el desconocimiento respecto a estos temas, en tanto que el presupuesto se constituye en un obstáculo para más de la mitad de los empresarios (56,3%).

Para el presidente de la Andi, Bruce Mac Master se debe destacar que el 65,2 % de los empresarios, tanto en la actividad industrial como de servicios, saben qué es la Cuarta Revolución Industrial, lo cual es una buena señal de que están interesados en que sus organizaciones vayan al ritmo de las nuevas tecnologías.

«El empresariado colombiano cada vez más está adoptando estrategias para migrar sus negocios de un modelo tradicional a fundamentalmente digitales», reseña el reporte y añade, que el 58,4% de los empresarios manifestaron en el 2017 que están adoptando una estrategia de transformación digital.

(La transformación digital optimiza mercados). 

USO DE TECNOLOGÍAS DIGITALES EN LA EMPRESA 

Otro elemento muy positivo es que en 2017 más del 98% de los empresarios consideraban importante promover el uso de las tecnologías emergentes y digitales en la compañía. Por sectores, en la industria manufacturera 98.4% en 2017 frente a 78.5% en 2016. En el sector de servicios 98% en 2017.

Los empresarios pertenecientes a la industria manufacturera y que contestaron afirmativamente, la tecnología que más usan es el Cloud Computing 74.5% incrementándose de manera significativa en comparación del anterior año donde el porcentaje fue 54.7%. Le siguen en orden de importancia en el 2017, Data Analytics (58.2%), e-commerce (58.2%), mercadeo digital (45.5%), prestación de bienes a través de dispositivos móviles (43.6%), internet de las cosas (41.8%) y el uso de robots (34.5%).

En el sector servicios la tecnología que más usan es Cloud Computing (78.0%), seguido de prestación de servicios a través de dispositivos móviles (68.3%), Data Analytics (65.9%), mercadeo digital (53.7%) y e-commerce (51.2%).

IMPLEMENTACIÓN DE TECNOLOGÍAS DIGITALES EN LA EMPRESA

Respecto a la implementación de tecnologías en los servicios y procesos de las empresas, mientras en el 2016 el BI (Business Intelligence) fue la practica más utilizada, en el 2017 el Cloud Computing (80.2%) tuvo el protagonismo, seguido del Business Intelligence (74.5%) y las herramientas móviles de productividad (69.8%).

En la industria manufacturera, el 78% de los empresarios utiliza servicios de Cloud Computing; 76.3%, Business Intelligence; 72.9%, herramientas móviles de productividad; el 44.1% tiene hoy servicios de e-commerce; el 27.1% incorporó en sus procesos internet de las cosa; 23.7% hizo lo propio con Bigdata, y el 22% de los empresarios manifiestan tener automatizados sus procesos por medio de robots.

En servicios, el 83% utiliza Cloud Computing; 72.3%, Business Intelligence, y el 66%, herramientas móviles de productividad.

INVERSIÓN EN TECNOLOGÍA O TRANSFORMACIÓN DIGITAL EN 2017

El 58.9% de las empresas adelantó o tenía previsto realizar inversiones en tecnología o transformación digital en el 2017. Por sectores, el porcentaje es mayor en las empresas de servicios (67.3%) que en la industria manufacturera (52.4%).

No obstante, es importante tener en cuenta que el porcentaje de empresas de la industria manufacturera que están invirtiendo en tecnología, aumentó ligeramente de 50% en 2016 a 52.4% en 2017.

Con respecto al total de empresarios, el 49.2% prevé invertir entre 50,000 a 100,000 USD y 30.2% entre 100,000 a 500,000 USD. Las principales razones por las cuales las empresas quieren invertir en transformación digital son en primera instancia, la automatización de procesos (82.8%) donde se busca acelerar el tiempo de ejecución de las actividades y sustituir los procesos manuales con aplicaciones de software. Reducir costos (57.8%) y generar nuevos ingresos (48.4%) también fueron algunas de las razones para invertir en la era digital.

En la industria manufacturera, el 87.9% de los empresarios invirtieron en 2017 entre 50,000 a 500,000 USD y la inversión del sector principalmente se destinó a automatizar procesos (81.8%), reducir costos (54.5%) y lograr disrupción en su propia industria u otras industrias (45.5%).

En el sector de servicios, el 70% de los empresarios invirtieron en 2017 entre 50,000 a 500,000 USD y la inversión del sector principalmente se destinó a automatizar procesos (83.9%), reducir costos (61.3%) y generar nuevos ingresos (54.8%).

NUEVAS PLATAFORMAS DIGITALES

La disrupción digital no se debe detener. Lo que los empresarios claramente manifiestan es la necesidad de adaptar el marco normativo y regulatorio ante la transformación de modelos de negocio y la creación de nuevas tecnologías. Por esto mismo, consideran que, respecto a las nuevas plataformas y disrupciones digitales como Uber, Netflix y Airbnb el gobierno y el congreso tiene una labor fundamental para su desarrollo.

Actualmente, el 69.4% de los empresarios hacen uso de ellas y el 95.4% consideran positivo que surjan. También se les preguntó acerca de que debería hacer el gobierno y un 96.4% están de acuerdo en que se debe crear una reglamentación basada en los nuevos servicios.

Teniendo en cuenta el surgimiento de estas tecnologías, a los empresarios les preocupa principalmente la responsabilidad en el uso de ellas (52.3%), el manejo de Habeas Data (46.8%) y la competencia (39.6%).

Principales barreras y desafíos para lograr una transformación digital exitosa
Las principales barreras y desafíos que enfrentan hoy las compañías para lograr una transformación digital exitosa son en su orden, falta de cultura (74.1%), desconocimiento (61.6%) y presupuesto (56.3%).

En la industria, actualmente la principal preocupación es la falta de cultura (76.2%), cuando en 2016, la principal preocupación fueron los recursos financieros. En el sector de servicios, las mayores barreras son el desconocimiento y la falta de cultura (71.4%).

El país en la cuarta Revolución Industrial

Es evidente que aquello que hace pocos años nos parecía ciencia ficción o de otro planeta, no sólo hoy es una realidad, sino que no parece tener límites.

Con lo que los expertos han llamado la cuarta revolución industrial, está claro que ya se han replanteado negocios, industrias, mercados y naciones.

En este momento, en donde convergen las diferentes tecnologías y se producen grandes y heterogéneos datos de diversas fuentes, incluyendo los producidos por los seres vivos y los objetos, Colombia debe asumir un papel mucho más activo en la región y en el mundo, para construir un sistema más productivo y competitivo.

(Lea: La cuarta revolución industrial en el mercado de capitales)

Nuestro país tiene una economía sólida, estructurada, con varios desafíos por supuesto, pero al hacer la apuesta al ingresar a la Ocde se tienen grandes expectativas, al mismo tiempo que retos. Entre ellos, está poner en evidencia las oportunidades de mejora.

Ingresar a la Ocde es la cuota inicial, pero el compromiso que esto representa incluye inversiones en Infraestructura, Ciencia, Tecnología e Innovación.

Por supuesto, que el Estado necesita ser un referente, modernizando sus entidades y servicios al ciudadano, pero además se requiere también la voluntad de la academia y del sector privado.

(Lea: Colombia debe estar abierta a los cambios de la cuarta revolución industrial)

Tecnologías digitales es mucho más que conectividad, infraestructura o proyectos de investigación.

El reto está en articular y vincular los proyectos de investigación al aparato productivo.
Posiblemente, esto signifique repensar el modelo y diseñar conjuntamente con los gremios y los empresarios, las plataformas tecnológicas que nos permitirán producir la innovación necesaria para jugar de igual a igual con los países más poderosos.

(Lea: Empresas ya están viviendo la cuarta revolución industrial)

En Latinoamérica, un país 10 veces más pequeño que Colombia, llamado Uruguay, definió y viene ejecutando un plan de modernización y transformación digital de largo plazo, en donde no importa el color político de los gobernantes de turno, porque se ejecuta con decisión y pasión.

Comienza un nuevo gobierno en el país y con ello una nueva ilusión, pero es necesario tener presente que no va a llegar mágicamente una cuarta revolución industrial al aparato productivo nacional si no nos proponemos generarla desde adentro. Esto se traduce en que si bien el gobierno tiene grandes tareas por hacer, la empresa privada debe jugar un papel importante, pues el hacer un país más competitivo y productivo no es solo una tarea de las autoridades.

Afirmar que la actividad manufacturera y en general todas las industrias ya han incorporado y han aprovechado procesos de automatización, analítica, prevención y predicción sería una premisa poco acertada.

Sin embargo, lo que sí es un hecho es cada vez más los empresarios entienden de tecnología.

Además, coinciden en que esas modernas herramientas son un habilitador que les ayuda a avanzar y crecer en sus negocios. Los empresarios han pasado de percibirla como un gasto, a asimilarla como una inversión. Esto lo podemos evidenciar en materia de presupuestos.

El país venía una etapa en donde las compañías de tecnología de la Información junto con el gobierno, buscaban que las demás actividades económicas tomaran conciencia de la importancia de las de transformación tecnológica, y paulatinamente fueron apropiándose de esa idea.

No obstante, era un tema que estaba apartado de las juntas directivas y del área de costos pues, no asignaba un presupuesto especialmente para Tecnología de la Información.

Hoy en día en Colombia, las compañías han visto los resultados apalancados en algunos de estos desarrollos y los departamentos de Tecnología de la Información toman cada vez más fuerza e importancia dentro de las empresas.

Las organizaciones han sumado esfuerzos para transformar sus procesos internos con el objetivo de brindar mejores experiencias a los usuarios y, por consiguiente, volverse más productivos de cara a un cliente que cada vez busca soluciones inmediatas a través de una mejor experiencia.

Y esto lo hemos comprobado sobretodo en sectores específicos, en donde dichas industrias han tenido que ser más creativas e innovadoras, para enfrentar los retos generacionales como es el caso del sector financiero o educativo, y para responder a las necesidades particulares de pacientes o usuarios en el campo de la salud.

Vale la pena pensar que hoy más que nunca, los empresarios han asumido la tecnología como la herramienta idónea para hacer desde su interior esas transformaciones, que abren camino a un país innovador. Esto, sumado a un gobierno que, en los últimos años desde su Ministerio de Tecnologías de Información y Comunicación, ha venido apoyando dichos procesos de transformación y ha sido el motor relevante para lograrlo.

En materia de Investigación, no hay que perder el impulso de los Centros de Investigación y de Excelencia y Apropiación, como BIOS, CEA IoT y BigData, entre otros.

Esto, es especialmente relevante en momentos en los cuales ya hay casos de uso que trascienden la barrera pura de la academia, para pasar a ser productos o servicios incorporables al aparato productivo.

Los progresos en esta materia, sin duda alguna, facilitará objetivos nacionales como la inclusión y equidad social y territorial y permitirá impulsar sectores como el agropecuario.

Así que, el futuro es ahora y Colombia y su industria debe responder al reto y a las expectativas de transformación digital que se impone a nivel global.

Para ello se requiere la participación del Estado, de la empresa privada y de la sociedad civil. Este debe ser un propósito nacional.

Ricardo Rodríguez
Gerente general de Sonda Colombia

Descargar Brochure Aliados
Diligencie el formulario a continuación para acceder al enlace de descarga del Brochure para Aliados del Evento
Descargar Brochure
Diligencie el formulario a continuación para acceder al enlace de descarga del Brochure del Evento